• Jue. Jun 17th, 2021

La 4T es humanista y no debemos ver a las personas como objetos: Blanca Piña

– Médicos y personal invitaron a la Senadora a conocer los beneficios de la Clínica de Labio Leporino y Paladar Hendido, para evitar su desaparición

– “No buscan reubicarla, tratan de desaparecerla”, denuncia el personal de la misma

Morelia, Mich., a 25 de Julio del 2019.- Ante el interés de la senadora Blanca Piña por defender las causas sociales y apoyar el bienestar social, personal médico y administrativo de la Clínica de Labio Leporino y Paladar Hendido en Morelia invitaron a la legisladora a realizar un recorrido por las instalaciones y conocer de primera mano, el esfuerzo y lucha que se generó por más de 15 años para dar beneficio a más de mil 700 infantes.

Desde el encargado de la misma, Doctor José Mena Olalde, hasta las madres y padres de familia presentes, le solicitaron a la legisladora federal que los apoyara para evitar que la clínica sea trasladada, ello porque les afectará en gastos y capacidad de movilidad para con sus pequeños en una zona de difícil y caro acceso para la población más vulnerable de la entidad.

Por su parte la Senadora Blanca Piña aseguró que la política humanitaria de la 4T debe obligar a las autoridades a cambiar las viejas formas de la atención a la población. En la 4T no debemos ver como objetos a las personas o pacientes, a la hora de la toma de decisiones, sino con un enfoque humanitario.

Ante ello, indicó que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ya tiene conocimiento de la problemática que envuelve a la Clínica y que se trabaja con sus compañeros en la Cámara Alta para evitar que se simule una reubicación, afectando a las familias de escasos recursos.

Explicó que a pesar de no pertenecer a la Comisión de Salud en el Senado de la República, el tema se trabaja de cerca con el presidente, Dr. Miguel Ángel Navarro Quintero, así como con el secretario federal del área, Dr. Jorge Carlos Alcocer Varela, ello porque su compromiso es con la protección del bienestar de los mexicanos y la clínica atiende a niños y niñas no sólo de Michoacán, sino también de los vecinos estados de Guanajuato, Querétaro, Guerrero y Colima.

Sostuvo que sólo con la fuerza de las comunidades y la sociedad civil organizada, se podrá llamar la atención de las autoridades correspondientes, con el fin de que tomen decisiones basadas en la voluntad del pueblo.

De hecho, la Senadora Blanca Piña hizo un llamado, tanto a autoridades, como médicos y padres de familia, a que no se politice el asunto, porque es un tema del más puro sentido  humanitario. Consideró que se pueden explorar otras alternativas para evitar un retroceso en un proyecto que tardó tanto tiempo y esfuerzo construir para ofrecer a los infantes, no sólo cirugías correctivas, sino también terapias de lenguaje, servicios dentales profesionales, cursos y talleres de convivencia con sicólogos especializados. Una alternativa, consideró, sería trasladar las oficinas de la Secretaría a la Ciudad Salud en Atapaneo.

Por su parte, tanto padres de familia como trabajadores y médicos especialistas explicaron a grandes rasgos la realidad de la clínica y se sintieron ofendidos por los ataques que las autoridades realizan en contra del encargado, el Doctor Mena, se trata de una campaña de desprestigio, para quien hizo posible este servicio en Michoacán.

Dejaron en claro que desde el inicio del proyecto, no hubo aportación económica del algún nivel de gobierno, es decir, la clínica nació con el apoyo de la Iniciativa Privada a través de donaciones de asociaciones y organismos de la sociedad civil organizada, lo cual tardó seis años en construcción y diez en operación con equipo e instalaciones que permiten tener hasta un auditorio.

El terreno fue donado por las autoridades y la obra fue de la iniciativa privada; todos los insumos de las cirugías y hasta pago de transporte para los pacientes corren por cuenta de la clínica, es decir es autosuficiente y “NO CUENTA CON PRESUPUESTO INSTITUCIONAL PARA SU OPERACIÓN”.

Por último, los trabajadores lamentaron las acciones institucionales para sancionar a quienes levantan la voz, lo cual calificaron de hostigamiento laboral, así como aseguraron que el discurso es uno y la realidad es otra. Han tratado de centrar el problema en el doctor Mena cuando el tema principal son los niños. “Es falso que la quieran reubicar… la quieren desaparecer” sentenciaron los presentes.

Cabe mencionar que el movimiento de trabajadores y médicos, así como padres de familia en la clínica han sumado adeptos, como a los integrantes de la Asociación Generación de Médicos Especialistas 77 e Integrantes de los Ex Alumnos Nicolaitas, encabezados por el doctor Javier Zárate.

0Shares

Deja una respuesta