Alto a la evasión fiscal; no más condonación de impuestos a grandes empresas: Toño Madriz

Morelia, Mich., 30 de diciembre de 2019.- Al aprobar el Congreso de Michoacán reformar el primer párrafo del Artículo 28 de la  Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con el fin de eliminar de manera definitiva las condonaciones de impuestos a las grandes empresas de México, el presidente de la Mesa Directiva de la LXXIV Legislatura Local, Antonio de Jesús Madriz Estrada, calificó de positivo y trascendental este acontecimiento.

“Esta disposición presentada por la Comisión de Puntos Constitucionales para modificar el primer párrafo del Artículo 28 Constitucional permitirá abrir el criterio en las diferentes entidades federativas para que reincorporen a su normativa la prohibición de las condonaciones para el Titular del Ejecutivo Estatal, e incluso, esta Legislatura ha presentado propuestas en dicho tema, con lo cual hemos entrado ya en su estudio y análisis”, añadió Madriz Estrada.

El legislador por el Distrito XXII con cabecera en Múgica señaló que la reforma se realizó luego de que el Senado de la República enviara al Congreso del Estado una minuta, misma con la que los diputados integrantes de la Comisión de Puntos Constitucionales coincidieron en que es imperante un cambio de política fiscal en el país, la cual vaya encaminada con los principios generales en la Carta Magna, dando con ello una certeza en los mecanismos de transparencia y equidad tributaria, toda vez que los beneficios han sido para un pequeño sector de la sociedad, como lo son las grandes empresas.

Madriz Estrada coincidió con el resto de los legisladores michoacanos en el sentido de que con ello se habrá de generar una mayor recaudación y disponibilidad de los recursos, toda vez que, según el dictamen presentado, la reforma al Artículo 28, surge de la distorsión de anteriores administraciones de otorgar condonaciones generalizadas sin que se aplicara un criterio de política fiscal, “lo cual repercute y afecta el interés general de la ciudadanía, y redunda en un desequilibrio entre los ingresos y los gastos públicos”, concluyó.

0Shares

Deja una respuesta