El poder, por el poder político en Michoacán

Daniel Ambriz Mendoza / #CMN – Corporativo Michoacano de Noticias

¿Qué se está jugando con la división y el fratricida enfrentamiento físico entre los seguidores de los dos grupos antagónicos de la CNTE? Habrá quien diga que no tengo derecho a escribir sobre lo que está pasando al interior del grupo magisterial disidente del SNTE, pero se equivocan, la vibración de la incisión que se está viviendo al interior de la CNTE viaja en todas las direcciones y afecta cada lugar que toca, además, compartimos un factor común: todos somos trabajadores de la educación, pertenecemos todos a la misma clase: la clase magisterial. Por eso es importante reflexionar sobre lo que está pasando, al menos para hacer conciencia y repensar el papel que los maestros jugamos en la sociedad en la que nos desenvolvemos y a la cual servimos.

Después de haber sido “electos” dos comités estatales de acuerdo a sus usos y costumbres, los militantes de la CNTE pelean por un edificio sindical que no le pertenece a ninguna de las fracciones en pugna; el edificio sindical, al igual que la Casa Hotel del Maestro y el edificio de Agrarismo #50 en el centro de la ciudad, le pertenece al SNTE y hacen uso de ellos ilegalmente bajo la protección, complacencia y financiamiento del Gobierno del Estado. Eso lo deberían saber las nuevas generaciones de maestros para que sepan el terreno que están pisando.

La tarde del día lunes 09 de marzo del año en curso quedará nuevamente marcada en la historia con letras de sangre, en el afán de recuperar el edificio sindical por unos y de defenderlo por otros, sucedió otro episodio vergonzoso para quienes se dicen profesionales de la educación, se enfrentaron a golpes resultando varios heridos de ambos bandos (al menos uno muy grave) y otros tantos detenidos por la comisión de actos violentos. Hubo en la gresca: palos, tubos, cohetones, piedras, gas lacrimógeno y vaya usted a saber qué más. La policía antimotines tuvo que intervenir ante el desarrollo de hechos violentos para que las cosas no llegarán a más. Con esta introducción quiero dar paso a las siguientes preguntas que nos sirvan para la reflexión y para el análisis. ¿Vale la pena exponer la integridad física en una lucha de tipo gremial, donde los únicos que ganan son los dirigentes de las cúpulas?, ¿ayuda o perjudica la intervención del gobierno en asuntos gremiales?, ¿la función de un trabajador de la educación es golpear a sus colegas o llevar quien los golpee?, ¿es responsabilidad de los dirigentes sindicales salvaguardar la integridad física y emocional de sus compañeros y compañeras?, ¿un enfrentamiento entre maestros y maestras es un digno ejemplo para los estudiantes?, ¿se gana o se pierde autoridad cuando los maestros y las maestras se enfrentan a golpes o se ofenden con palabras soeces?, ¿Qué pensarán los padres de familia cuando ven a los maestros y maestras de sus hijos enfrentándose a golpes contra sus mismos compañeros de clase y contra la policía?, ¿la mejor manera de solucionar un conflicto es a golpes?, ¿los enfrentamientos a golpes fortalecen la democracia?, ¿el enfrentamiento social es reflejo de un gobierno democrático? Cuando hay un conflicto entre fracciones sindicales, ¿dónde queda la educación de los niños y de los jóvenes?, ¿Quién gana y quién pierde con la división magisterial?, ¿crees que el problema por el que se lucha hasta llegar a los golpes y a las ofensas verbales está adentro o fuera del gremio magisterial?, ¿qué se te ocurre que debe hacer cada maestro y cada maestra ante una situación de conflicto como la que estamos viviendo en Michoacán? Usted tendrá las respuestas más sabias.

Se ve claramente que el problema no es sindical, mucho menos es educativo, el problema es por el poder político en la entidad y los dos partidos que se están ya enfrentando utilizan a los maestros como carne de cañón para el logro de intereses inconfesables. Los trabajadores de la educación como aliados electorales han dejado buenos dividendos a los gobiernos en turno que los han utilizado, aunque después salga caro el pago de la factura con cargo a las finanzas públicas y provoquen crisis financieras como la que estamos viviendo con la creación de plazas sin control con cargo al erario estatal.

El enfrentamiento entre maestros de la CNTE la tarde del 09 de marzo del 2020, ni siquiera es por el control mayoritario de los grupos disidentes, es por el poder político partidista en la entidad. Con este enfrentamiento ha dado comienzo la carrera por la gubernatura del estado de Michoacán y hay mucho, pero mucho dinero e intereses políticos de por medio. ¿No lo cree? …al tiempo.

#CorporativoMichoacanoDeNoticias

0Shares

Deja una respuesta